Instalar este tema
Hoy no quiero amarte.

No voy a usar palabras bonitas ni te voy a hablar de amor, pues prefiero contarte de aquella vez que te odie tanto que lloré, de las veces que le pedía al cielo que lloviera porque no quería llorar solo o de la vez que morí de rabia y destruí todo a mi alrededor.

Hoy te voy a contar de aquella vez que tropecé en tu ojos y se escondieron las palabras detrás del miedo, del día que te fuiste sin despedirte, y de las incontables horas que te imaginaba. Me pasa a menudo que no quiero amarte porque tengo miedo, miedo de que no sientas lo mismo o miedo a que me digas que me amas y no sea cierto.

Pues, hoy es un día de esos en los que en vez de amarte te odio. Hoy dejaré estas frases aquí, o tal vez las suelte en el viento, para que algún día lleguen a ti y las leas, pero para ese entonces espero ya no amarte.

Vida animal.

Sus ojos son grandes y brillan como el sol, tienen el mismo color de sangre que la mia y que la tuya, son seres agradecidos,  capaces de sentir dolor y alegría. Al igual que nosotros nacieron para ser felices, para vivir y ser libres. A pesar de ser de naturaleza salvaje en muchos casos no se pueden defender. 

Toda forma de vida es sagrada. No importa el color, el sexo, la edad, la especie; todos somos iguales. Ellos no pidieron nacer en nuestro mundo.

Son comida, entretenimiento, vestimenta y esclavos de los humanos y nosotros sólo somos el diablo de su mundo y ahora…¿Quién es el animal? 

Today, I wanna be happy.

Today, I wanna be happy.

One and Only. by Adele
Confesiones de un amor eterno.

Has estado aquí, en cada sentimiento y en cada palabra durante tanto tiempo, has sido mia en más de cien sueños, has estado en cada noche, en cada gota de lluvia y en cada copa de vino.

Te tuve tantas noches y amaneceres en mis brazos, aunque tan  lejana estás, cariño mio, te siento tan cerca que te puedo besar tanto hasta quedar sin aliento, puedo soportar esta muerte y mil muertes más, y seguiré siendo tuyo, seguirás siendo  el humo de mi cigarro y el comienzo de mi final.

Dueña de mi corazón, has sido, dueña de mis pensamientos te has convertido. Dejame ser el único y demostrarte cuanto he estado esperando este momento, y convertir en realidad las infinitas veces que te besé en mis sueños y te susurraba al oído que te amaba y que tú me amabas también. Estás ahí tan frágil  pero tan fría a la vez a punto de quebrarte, apunto de dejarte caer, dejame sostenerte y hacerte saber cuantas noches he muerto por ti. 

Amor mio, déjame amarte, comencemos por el final, donde tú y yo vivimos felices para siempre como en los cuentos de hadas,  que me levantes con un beso en las mañanas y luego explorar tu piel, hasta embriagarme con tu olor, déjame hacerte sonreír, déjame ser el motivo de tu felicidad,  el guardián de tus sueños, tu príncipe azul y el amor de tu vida. Has estado aquí antes, en cada sentimiento, en cada palabra y en el tiempo de este amor eterno.

¿Qué vas a hacer esta noche? Porque me gustaría invitarte a hacer de este sueño una realidad.

La clave de la felicidad es tener mala memoria.

La clave de la felicidad es tener mala memoria.